De izquierda a derecha

Para facilitar la separación de residuos, inicia en la izquierda y culmina por la derecha

1.Primero deposita los residuos composteables (sin ningún tipo de empaque o cubierto de plástico blanco, a menos que estés segura(o) que es biodegradable). Con esto resuelves la mitad del problema de la basura, ya que tus residuos se van a ir a compostear.

2.Después deposita los reciclables. Sólo deposita los plásticos, el papel, el cartón y los envases que sí son reciclables (los que aparecen en las etiquetas). Con esta segunda acción contribuyes a la recuperación de materiales y evitas el uso de materiales vírgenes (reciclaje).

3.Finalmente, lo que te queda en las manos son residuos no-valorizables que ya no se pueden compostear ni reciclar. La invitación es que disminuyas la generación de este tipo de residuos, es decir, que ya no compres productos que traigan este tipo de basura. Recuerda que: “No hay mejor residuo que aquel que no se genera”.